Dice que van un chino, un español y un argentino… o el ‘chiste’ de YPF

Dejando de lado el desliz del presidente de Repsol, Antonio Brufau (el “por muy chinos que sean” los de Sinopec son “serios”), el ‘chiste’ que se está gestando con la nacionalización de YPF puede alcanzar a ser grotesco si como apuntan varios medios argentinos y españoles la petrolera china podría aprovechar la nacionalización para alcanzar un acuerdo (mejor del que ya estaba negociando con Repsol) para hacerse con el control de YPF.

Es decir, que una mañana podríamos desayunarnos con que Argentina, tras pagar (digamos) 8$ por acción de YPF a Repsol se lo venda a continuación a la empresa china por (también digamos) 30$, menos de por lo que Repsol estaba dispuesta a vender (Brufau cifró este martes el precio por acción en 46,65$). Una operación financieramente genial para Argentina (con problemas de caja) pero claramente ilegal.

Ya ayer mismo veíamos como un país actuaba de una manera que sería inmediatamente bloqueada por cualquier autoridad competente en mercados de valores de cualquier país. Argentina extendió el rumor de la nacionalización de YPF provocando un descenso del precio de sus acciones (por la incertidumbre accionarial) para días después anunciar el decreto de nacionalización y, más que probablemente, usar en su favor el menor precio por acción de cara al pago a Repsol de su 51 por ciento en YPF. Por menos que ésto en España la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha bloqueado compras (se puede recordar el largo proceso de Endesa, por poner un ejemplo relativamente reciente y también del sector energético).

Además, el Gobierno argentino –insistiendo en actuaciones dudosas– tomó control de YPF apenas su presidenta había empezado a anunciar el decreto de nacionalización y, evidentemente, sin haber abonado dinero alguno al todavía máximo accionista, la española Repsol. En la prensa argentina, concretamente en Clarín, expertos ya vaticinan la inconstitucionalidad de tomar control en una compañía por la que no se ha pagado su expropiación, y el debate general se ha elevado a un tono tan alto que los insultos están siendo habituales (ocurrió ayer en el Senado).

Clave en el futuro desarrollo de esta situación es la cumbre del G20 que tiene lugar estos días en México, donde también está sentada Argentina. Si la Unión Europea (que actúa como una sóla voz) es capaz de conseguir medidas serias o al menos una resolución de condena es posible que el proceso se reconduzca. De lo contrario, España por sí sola tiene un duro camino por delante para que esta actuación no sirva de precedente para otros países donde también haya capital español.

 

Noticias relacionadas:

- La metedura de pata de Brufau con los chinos…

- ¿Se llevarán los chinos lo que pierde Repsol? – en LaRazon.es

- Es inconstitucional expropiar sin pago, dicen juristas

- Repsol ya negociaba la venta de YPF a Sinopec

Higienizante de ropa blanca y de color

Empeñados siguen algunos en varias consignas. Unos pidiéndonos a todos más productividad (o menos cafés) y más esfuerzo, mientras otros lamentan los recortes de gasto e inversión y siguen con su “el principal problema de España es la deuda privada y los culpables los bancos que nos llevaron a eso”.

Y consigna tras consigna aún no he conseguido que nadie me explique dónde está el problema estructural en que casi todos en este país tengamos hipoteca o letra del coche, crédito al consumo o tarjetas. Preocupados estamos nosotros por no poder pagar si perdemos el trabajo o nos siguen bajando los sueldos, pero nadie más.

Los bancos –esos que dicen que no dan crédito por falta de liquidez y siguen ganando miles y miles de millones, como durante, y antes de 2008– tampoco me preocupan. Bueno, o sí.

Mejorar la productividad. Una buena. Quizá alguno, como yo, cuando oyó a los empresarios hablar de mejorar la productividad pensó que se estaba hablando de trabajo vinculado a objetivos, flexibilidad horaria, inversión en nuevas tecnologías, nuevos sistemas de trabajo o internacionalización. Pero que va, ha sido despido de trabajadores, rebaja de sueldos y reducción de inversiones, incluyendo las tecnológicas. Inteligentísimo.

Por mucho que intenten convencerme, la deuda pública sí es un problema. ¿Sabéis cuánto de los 27.000 millones de euros recortados en 2012 por el Ejecutivo de Mariano Rajoy va destinado a pagar los gastos financieros de la deuda española? Todo. Si la Administración hubiera gastado menos (y sobre todo menos aleatoriamente) hoy los bancos no destinarían tantos fondos a precisamente financiar al Estado y tendrían más capacidad de dar crédito al sector privado. Así que sí, hay que ajustar. Antes había que gastar, pero ha quedado bastante claro que no en lo que se gastó: en reducción de impuestos, cheques bebé, planes E que levantaban las mismas aceras y plazas terminadas meses antes o planes de empleo para tener a cuadrillas de a cientos limpiando barandillas y mirando pasar a las chicas con falda corta.

Esta crisis está limpiando, higienizando el sector privado. Sólo sobrevivirán los más fuertes, los más flexibles, los más inteligentes, los mejor saneados, los más competitivos, los que ofrecen un buen o novedoso producto, los que no siguen pensando que el mundo es igual ahora que hace 120 años. ¿Y la Administración? Pues en 2011 se eligieron representantes públicos en la mayoría de administraciones locales resultando un aumento del 3,4% del número de concejales, 2.300 más. Seguimos teniendo 17 minigobiernos centrales, cientos de diputaciones, cabildos, empresas públicas, sociedades de inversión, más de 8.000 ayuntamientos y eslabones de distintas cadenas dedicados a lo mismo como, por ejemplo, en turismo: ministro de turismo, secretario general, directores generales, presidentes de Institutos de estudio, consejeros autonómicos, los insulares y provinciales, los directores generales autonómicos, insulares y provinciales, los directores de Consorcios y los concejales de los municipios turísticos. Y seguro que me dejo algunos. Te acercas y preguntas a las grandes empresas del sector y te confiesan que no saben ya con quien hablar. Tenemos Gobiernos autonómicos y agrupaciones de empresarios que pagan a aerolíneas por operar en sus regiones… el mundo al revés y ya está tan del revés que no sabemos cuándo ni cómo pasó, o cómo pararlo.

Los políticos que crean que la Administración española puede sobrevivir siendo igual que hace 20 o 120 años se equivoca tanto y arriesga lo mismo como lo hace aquel que comanda así su empresa: se arriesga, básicamente, a su desaparición.

Bienvenidos

Hoy he mudado mi antiguo blog alojado en wordpress a este dominio que ya tenía, pero infrautilizado.

Espero iniciar una nueva etapa -de hecho ya estoy embarcado en ella- y ofreceros más y mejores cosas. Confío también en contar con lo más importante, vuestra opinión y participación.

Un abrazo a todos.

Cantado: La UE será flexible con España y su objetivo de déficit

Estaba cantado que uno de los principales motivos por los que el Gobierno de Mariano Rajoy estaba acelerando reformas estructurales en España era que la Unión Europea (UE) aceptara flexibilizar los objetivos de déficit.

Ya eran muchas las voces que dentro del PP decían que el objetivo era demasiado ambicioso, demasiado en general para una España que previsiblemente entrará en recesión en la segunda mitad de 2012.

Ahora, a falta de la confirmación definitiva, parece que el Gobierno comunitario va a ser flexible.

Noticias relacionadas:
- ElPAis.es – Bruselas será ligeramente flexible con los objetivos de déficit de España de 2012 http://economia.elpais.com/economia/2012/02/22/actualidad/1329925494_295937.html

- EuropaPress.es – EL GOBIERNO ESPERA QUE FLEXIBILICE EL OBJETIVO DE DÉFICIT
Bruselas rebajará este jueves las previsiones de crecimiento para España http://www.europapress.es/economia/noticia-bruselas-rebajara-jueves-previsiones-crecimiento-espana-20120222165439.html

Gibraltar, un atasco a usar

Gibraltar es un inerrunciable de España, pero claramente un atasco muy complicado de resolver en favor de recuperar ese trozo de la península ibérica. La reunión que hoy tiene el presidente español, Mariano Rajoy, y el premier británico, David Cameron, no parece que vaya a avanzar nada sobre este tema, teniendo en cuenta que a España le interesa contar con Reino Unido como aliado para otro asuntos de mayor calado en estos momentos, como la carta que –entre otros– firmaron ambos líderes de manera conjunta pidiendo a las autoridades comunitarias medidas que estimulen la economía europea.

En cualquier caso, España debe sacar de nuevo el caso, e insistir siempre, para que nuestra renuncia a ir más allá nos valga un apoyo en otros ámbitos.

La pregunta en la rueda de prensa sobre Gibraltar no faltará, pero la respuesta ya la sabemos: “We agree to disagree – Estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo”

Reformar el aire

El cambio constitucional para incluir la referencia al techo de gasto pero sin cifrarlo y, además, especificando que puede ampliarse por el Parlamento suena a más de lo mismo: burocracia y embrollos sin sustancia.

Lo mismo se puede conseguir vía decreto Ley y en cambio aquí nos tienen a todos, sindicatos, movimiento 15M y representantes sociales, además de periodistas, protestando de una forma u otra. Mientras, otras modificaciones legislativas bastante más sustanciales -como la reforma de la Ley de enjuiciamiento criminal- pasan desapercibidas no se sabe si durmiendo el sueño de los justos o si continuando su tramitación.

Este jueves ha aparecido el presidente Zapatero diciendo que en la UE, la propia Merkel le felicita. Puede ser, puede ser que la propia canciller alemana no entienda demasiado de la Constitución española y, por tanto, no entienda que, a medias, tanto da lo que allí se escriba pues por poner un ejemplo vivienda digna hay muchos españoles que aún no encuentran, y menos trabajo.

Y es que cuando de reformar se reforma el aíre, no vamos por buen camino.